Tomate de Penjar

Luis Díaz Andújar
Tomate de Colgar 100% con sabor a tomate. Estamos ante un tomate más bien pequeño, de textura blanda, muy dulce, de acidez controlada y con una piel fina pero fuerte.Con... Ver más detalles

Tomate de Penjar

Precio habitual 7,40 €
Precio habitual 7,40 € Precio de oferta 7,40 €

Descripción

Tomate de Colgar 100% con sabor a tomate.
Estamos ante un tomate más bien pequeño, de textura blanda, muy dulce, de acidez controlada y con una piel fina pero fuerte.

Con el fin de que sean el aliado perfecto de tus tostas, te aconsejamos colgarlos de un sitio fresco, pues una de sus cualidades es su larga conservación en función de sus condiciones de almacenaje (temperatura, humedad, luz) pueden durar hasta 60 días. Conservar en lugar fresco y seco, no en la nevera, y a ser posible colgado.
También son ideales para preparar salsas. Asados en el horno resultan ideales para acompañar carnes, pescados y verduras.

Peso aproximado: >800 g
Calibre: 47-57 MM
Conservación: lugar seco y fresco.
Origen: España
Tomates de temporada, frescos y naturales.
Tomates de larga duración.



Ref:50000066

Productor

Luis Díaz Andújar

Luis Diaz Andújar es una compañía almeriense dedicada a la producción, envasado y comercialización de tomates con sabor a tomate, tomates de los de siempre, desde hace tres generaciones y provistos de las mejores tierras, ubicadas en la zona de los Rubiales, a 300 metros de la playa, en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata (Níjar). Con unas condiciones que son, sin duda, especiales por su clima y la salinidad del agua con que se riegan sus cultivos. Luis Díaz Andújar mantiene este legado donde es heredero de un gran arca de sabiduría en la que la transformación del mercado le posiciona en uno de los más admirados entendidos de este gran tomate.

Preparación

Para preparar esta receta es importante cortar y consumir el tomate a temperatura ambiente con el fin de disfrutar de su sabor 100% a tomate.

1. Corta el tomate por la mitad.
2. Restriégalo sobre una tosta de pan para que el pan se impregne de la carne del tomate.
3. Añade un chorrito de A.O.V.E.. al gusto.
4. Acompáñalo con un buen jamón de bellota ibérico.

Tomate de Colgar 100% con sabor a tomate.
Estamos ante un tomate más bien pequeño, de textura blanda, muy dulce, de acidez controlada y con una piel fina pero fuerte.

Con el fin de que sean el aliado perfecto de tus tostas, te aconsejamos colgarlos de un sitio fresco, pues una de sus cualidades es su larga conservación en función de sus condiciones de almacenaje (temperatura, humedad, luz) pueden durar hasta 60 días. Conservar en lugar fresco y seco, no en la nevera, y a ser posible colgado.
También son ideales para preparar salsas. Asados en el horno resultan ideales para acompañar carnes, pescados y verduras.

Peso aproximado: >800 g
Calibre: 47-57 MM
Conservación: lugar seco y fresco.
Origen: España
Tomates de temporada, frescos y naturales.
Tomates de larga duración.



Ref:50000066
  • ENTREGAS
    EN 24 H

  • ENVÍOS GRATIS
    A PARTIR DE 60 €

  • MANTENEMOS LA
    CADENA DE FRIO

Te ayudamos

¿Qué es el tomate de colgar?

Como muchos sabéis, hablar de tomate de penjar y hablar de tomate de colgar, es decir lo mismo, pues la palabra ‘penjar’ significa ‘colgar’ en catalán. Esta variedad se cultiva, especialmente, en la vertiente mediterránea, y también se conoce como de ramet. En Alcalà de Xivert, Castellón, este tomate cuenta con Denominación de Origen Protegida: “Tomata de penjar de Alcalà de Xivert”. Pero comencemos por el principio: veamos cómo se consiguen los tomates de penjar -o tomates de colgar-.

Historia del tomate de penjar

Hablamos de una variedad de tomate muy antigua. Su auge, y la cultura de su uso y conservación, comenzó en España durante la posguerra. En esa ´época, fue un alimento muy recurrente en las despensas de los muchos hogares que hacían aprovisionamiento de víveres debido a sus características, pues, como veremos más adelante, esta variedad de tomate es realmente resistente y duradera, y cuenta además con numerosas vitaminas.

¿Cómo se plantan los tomates de colgar?

La plantación se desarrollará, inicialmente, en un vivero. Así, durante aproximadamente el primer mes estará más protegida. Cuando la planta alcanza los 15 cm o ha desarrollado 4 hojas, ya se puede proceder al trasplante, para el que hay que tener en cuenta las condiciones climatológicas. Luego, solo habrá que colocarle un tutor -una guía/caña-, ponerla a pleno sol e ir regando muy seguido, aunque no de manera abundante, sino por goteo. Es muy importante podar la planta de vez en cuando. Un solo ejemplar produce tantos tomates que es muy frecuente que más de una rama se acabe partiendo por no poder soportar el peso. Para evitarlo, hay que recortar algunas, sobre todo las más bajas.

¿Y cuándo se recogen?

La recolección de este tipo de tomates comenzará más o menos tres meses después de la siembra. La clave para llevarla a cabo será comprobar que los tomates están blanditos, aunque no en exceso. Además, ya deben brillar con un tono rojo intenso. Gracias al microclima y a las aguas saladas con las que se riega esta variedad de tomate de colgar, se consigue un producto que, una vez recolectado, es cosido con hilos y unido en una ristra para que podamos disfrutarlos colgados durante meses.

Características del tomate de penjar

Hablamos de tomates más bien pequeños, de textura blanda y muy carnosa; con una piel fina pero dura. Cuentan con un sabor intenso y muy dulce, con una acidez controlada. Nutricionalmente, es un fruto con un elevado contenido en vitaminas y minerales. Te aconsejamos colgarlos en un sitio fresco, pues una de sus cualidades es su larga conservación en función de sus condiciones de almacenaje (temperatura, humedad, luz) y pueden durar hasta 60 días. No es recomendable conservarlos en la nevera.

Usos del tomate de penjar

El tomate de penjar resulta ideal para consumir crudo o cocinado. Su uso más conocido y tradicional consiste en cortar el tomate fresco por la mitad y untarlo sobre una buena rebanada de pan de hogaza, acompañada de un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sal; sí, es el famoso ‘pa amb tomàquet’, popularmente conocido como ‘pan tumaca’. Te recomendamos acompañarlo también de embutidos y quesos. También suelen comerse en ensalada y resultan ideales para preparar salsas. Asados en el horno son un acompañamiento para acompañar carnes, pescados y verduras.