Salchichón de bellota ibérico 70 g

Carrasco Ibéricos
Auténtico salchichón de bellota ibérico loncheado 70 g. Elaborado a partir de las mejores piezas de cerdos ibéricos de pura raza, criados al aire libre en la dehesa salmantina. Una... Ver más detalles

Salchichón de bellota ibérico 70 g

Precio habitual 4,90 €
Precio habitual 4,90 € Precio de oferta 4,90 €

Descripción

Auténtico salchichón de bellota ibérico loncheado 70 g. Elaborado a partir de las mejores piezas de cerdos ibéricos de pura raza, criados al aire libre en la dehesa salmantina. Una auténtica magia de la naturaleza.

Peso neto:
70 g
Origen: Guijuelo.

Ref:15000135

Productor

Carrasco Ibéricos

La magia de la naturaleza, la sabiduría del tiempo, la paciencia del experto. Tierra, arte y calma. Más de 120 años dedicados a la alta gastronomía de productos ibéricos. Aroma, textura, esencia, sabor y cuerpo. Cuatro generaciones: Carrasco. Un origen: Guijuelo.

Ingredientes

Magro de cerdo ibérico de bellota, sal común, pimienta, azúcares, lactosa, proteína de la leche, leche en polvo y emulgente (E-450, E-452), acidulante (E-575), estabilizante (E-420), regulador de pH (E-331), antioxidante (E-301) y conservantes (E-250, E-252).

Información nutricional por cada 100 g:

Valor energético 1856 kJ
448 kcal
Grasas 37,70%
de las cuales saturadas 13,91 g
Hidratos de carbono 2,00%
de los cuales azúcares 0,50%
Proteínas 25,10%
Sodio 2,10%
Fibra alimentaria <0,5 %
Humedad 28,70%

Auténtico salchichón de bellota ibérico loncheado 70 g. Elaborado a partir de las mejores piezas de cerdos ibéricos de pura raza, criados al aire libre en la dehesa salmantina. Una auténtica magia de la naturaleza.

Peso neto:
70 g
Origen: Guijuelo.

Ref:15000135

Carrasco Ibéricos

 gid://shopify/MediaImage/31184539386083

Carrasco Ibéricos elabora desde hace más de 120 años sus jamones y embutidos, reconocidos por su máxima calidad. Sus cerdos ibéricos de raza propia, mejorada gracias a la selección de las mejores estirpes, se crían en libertad en la Dehesa Bolsiquillos, Badajoz, un entorno de encinas y alcornoques junto a las aguas del río Ardilla. Después, los jamones y embutidos se elaboran y curan en Guijuelo, Salamanca, uno de los secaderos naturales más importantes de nuestro país.