Moluengo queso de cabra

Quesos La Rueda
El Moluengo de La Rueda es una láctica elaborado con leche cruda de cabra procedente de propia ganadería. Inspirado en el tradicional St. Maure de Touraine rompe los cánones propios de la región de... Ver más detalles

Moluengo queso de cabra

Precio habitual 12,50 €
Precio habitual 12,50 € Precio de oferta 12,50 €

Descripción

El Moluengo de La Rueda es una láctica elaborado con leche cruda de cabra procedente de propia ganadería. Inspirado en el tradicional St. Maure de Touraine rompe los cánones propios de la región de donde procede donde priman los quesos de oveja curados.

Queso de color blanco-amarfilado de textura cremosa y muy mantecoso. De pasta compacta envuelto en ceniza vegetal (carbón, totalmente comestible). De notas suaves y gusto ligeramente ácido. Muy aromático y agradable con sabor a leche de cabra con notas intensas y ligero picor final. Muy persistente en boca.

La paja de plástico que tiene en el corazón y que atraviesa longitudinalmente el queso sirve como armazón para una cuajada delicada.

Un queso multipremiado (World Cheese Awards 2016/17, Cincho de ORO 2016, GourmetQuesos Oro 2017, entre otros), ideal para acompañar de una copa de Cava Brut Nature Ubalda.

Se recomienda consumir a temperatura ambiente.

Peso neto: 330 g (aprox.)
Productor:
 La Rueda del Cabriel
Origen: Villamalea (Albacete, España)
Tipo de leche: Cruda de Cabra
Coagulación: Láctica
Tipología: Blando
Maduración: 20 días
Intensidad: Suave
Conservación: en frío entre 6 y 8 grados
Intensidad: alta
Producto Sin Gluten
Alérgenos: Lácteos

Ref:20000107

Productor

Quesos La Rueda
Quesos La Rueda nace en 2014 en Villamalea. En el valle que delimitan los ríos Jucar y Cabriel, Albacete. Para elaborar el queso Moluengo se nutren de leche de la cabaña ganadera familiar, compuesta por cabras de la raza murciano-granadina. En Quesos La Rueda elaboran quesos utilizando solo leche cruda y dos tecnologías queseras: coagulaciones lácticas y enzimáticas, pudiendo así ofrecer una amplia variedad de elaboraciones. Quesos elaborados bajo un proceso artesano, elaborando piezas únicas una a una y a mano. Creando quesos de cortezas comestibles aportando a cada queso su propia personalidad y singularidad, transmisor del territorio.

Ingredientes

LECHE cruda de cabra, carbón vegetal E-153, cuajo, sal y fermentos lácticos.

Modo de consumo: Atemperar el queso fuera del frigorífico el tiempo necesario para que alcance una temperatura cercana a los 20ºC a la que su sabor y aroma se muestran en toda su intensidad.

Información nutricional por cada 100 mg:

Valor energético

1691 kj / 404 Kcal

Proteinas

18,6 g

Grasas

35,2 g

de las cuales saturadas

25,50%

Hidratos de carbono

3,35 g

de los cuales azúcares

0,34 g

Sal

0,58 g

El Moluengo de La Rueda es una láctica elaborado con leche cruda de cabra procedente de propia ganadería. Inspirado en el tradicional St. Maure de Touraine rompe los cánones propios de la región de donde procede donde priman los quesos de oveja curados.

Queso de color blanco-amarfilado de textura cremosa y muy mantecoso. De pasta compacta envuelto en ceniza vegetal (carbón, totalmente comestible). De notas suaves y gusto ligeramente ácido. Muy aromático y agradable con sabor a leche de cabra con notas intensas y ligero picor final. Muy persistente en boca.

La paja de plástico que tiene en el corazón y que atraviesa longitudinalmente el queso sirve como armazón para una cuajada delicada.

Un queso multipremiado (World Cheese Awards 2016/17, Cincho de ORO 2016, GourmetQuesos Oro 2017, entre otros), ideal para acompañar de una copa de Cava Brut Nature Ubalda.

Se recomienda consumir a temperatura ambiente.

Peso neto: 330 g (aprox.)
Productor:
 La Rueda del Cabriel
Origen: Villamalea (Albacete, España)
Tipo de leche: Cruda de Cabra
Coagulación: Láctica
Tipología: Blando
Maduración: 20 días
Intensidad: Suave
Conservación: en frío entre 6 y 8 grados
Intensidad: alta
Producto Sin Gluten
Alérgenos: Lácteos

Ref:20000107
  • ENTREGAS
    EN 24 H

  • ENVÍOS GRATIS
    A PARTIR DE 60 €

  • MANTENEMOS LA
    CADENA DE FRIO